Simulacros contra incendios: La importancia de cómo actuar

Simulacros contra incendios y su importancia

Todos hemos realizado en algún momento un simulacro de incendio en nuestra empresa y, muchas veces, lo vemos como una molestia. ¿Somos conscientes de su importancia?

Por muy bien que esté diseñado un plan de autoprotección, emergencia o evacuación, no servirá de nada si las personas que deben ponerlo en marcha en un incendio o situación de alarma desconocen cómo actuar. Los simulacros buscan evitar este desconocimiento y comprobar que el plan de emergencia y autoprotección funciona, además de corregir las deficiencias que pueda tener.

Poner en marcha un simulacro es una ardua tarea de coordinación, pero tiene grandes beneficios: prepara a los trabajadores para actuar en caso de emergencia, desde la evacuación coordinada hasta la puesta en práctica de las responsabilidades de primeros auxilios y de llamadas a centros de emergencia.

Para que un simulacro, y una posible evacuación, se realicen correctamente es necesario tomar nota de los tiempos: cuánto se ha tardado en actuar, cuánto en llamar en emergencias y cuánto ha tardado la última persona en abandonar el edificio y llegar al punto de encuentro; todo medido al segundo.

Estos tiempos recogidos permitirán una evaluación del protocolo de cada zona para subsanar deficiencias y asegurar el bienestar de los trabajadores. Además, podrá analizarse también el funcionamiento y grado de preparación e implicación del personal a cargo.

Los simulacros son una práctica útil y necesaria para garantizar esa seguridad y salud de los integrantes de una empresa, con independencia de su actividad. La corrección de deficiencias y repetición de simulacros conseguirán que las actuaciones se desarrollen casi de manera automática.

Solemos pensar que un simulacro es una molestia o una manera de perder tiempo de trabajo. Deberíamos comenzar a pensar que son una herramienta que puede salvar nuestras vidas y las de la gente de nuestro alrededor.

Raúl Frías – Departamento de PRL de GEE

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *