Feliz y sostenible Navidad

Navidad sostenible

La Navidad es una época de reunión y una ocasión para compartir momentos con nuestras personas más queridas. Pero también es un momento de reflexión sobre el año que termina y de plantearse nuevos retos.

Con todo lo bueno que esto supone, debemos tener presente un compromiso con la eficiencia, tanto los que ya hemos realizado este compromiso como todos aquellos que buscan nuevos propósitos para año nuevo.

Por eso, desde este espacio queremos ofreceros cinco consejos para tener una Navidad más eficiente y responsable:

  • Luces de Navidad:

La Navidad es un momento mágico del año, blanco y luminoso. Pero debemos plantearnos, ¿son necesarias todas esas luces en mi hogar? Es cierto que las luces visten y adornan, pero existen originales alternativas de decoración, más sostenibles: adornos de papel, que más tarde se pueden reciclar, adornos de plástico también reciclables que reflejen la iluminación del exterior, …

O, si no se puede – o no se quiere- renunciar a iluminar la casa en estas fechas, podemos optar por el uso de la tecnología LED: un poco más cara, pero igual de luminosa y, sobre todo, mucho más eficiente, pudiendo suponer hasta un 90% de ahorro en la factura final.

  • El árbol de Navidad:

Este año puedes optar por un árbol de Navidad de madera o papel, materiales fácilmente reciclables. O, si lo que más te gusta de estas fechas es poner el abeto decorado, opta por árboles naturales que pueden ser trasplantables una vez finalizada la temporada, contribuyendo con ello a la mejora de la calidad del aire y todos aquellos beneficios que nos aportan los árboles en nuestro entorno.

Así mismo, volviendo al tema de la iluminación, opta por tiras LED para tu árbol y, sobre todo, ten esto en cuenta: no es necesario que estén encendidas todo el día. Además, de esta manera, cuando las enciendas por visitas o momentos concretos, será mucho más especial.

  • La calefacción y el aislamiento:

En esta época del año nos reunimos con familia y amigos y juntamos a más gente de lo normal alrededor de una misma mesa: los seres humanos irradiamos calor de forma natural. Una reunión de varias personas en un sitio cerrado puede subir la temperatura de la sala en varios grados. Regula la calefacción o individualiza y cierra algunos radiadores. Esto te permitirá no sólo mantener una temperatura más agradable en la habitación, sino ahorrar en costes y energía. Y, por supuesto, no tapes con adornos las fuentes de calor que mantengas activas en tu casa: aparte de ser un derroche de energía, es peligroso.

También, revisa el aislamiento de tu hogar. Cerrar bien puertas y ventanas contribuye a mantener ese calor “biológico” de las visitas dentro de la casa.

  • El momento de lavar los platos:

Cada día son más las personas que disponen de lavavajillas en su cocina. Si eres de los afortunados, puedes usarlo para contribuir a la sostenibilidad de tus comidas y cenas de Navidad. En estas fechas, suele usarse mucha más vajilla de lo normal. Poner a funcionar el lavavajillas una vez lleno y con un programa ECO te permite ahorrar agua, energía y tiempo.

  • Regalos un poco más sostenibles:

En una época marcada por los regalos a amigos y familia, intenta evitar el consumismo compulsivo: un regalo bien elegido muchas veces alegra más que varios poco pensados. Puedes optar también por opciones reutilizables y reciclables y, si son aparatos eléctricos, búscalo siempre con la certificación A+++. Y no lo olvides: ¡el papel de regalo, al contenedor de reciclar!

La Navidad es siempre una época mágica, en la que compartir con los demás. Compartamos también con el medio ambiente nuestro compromiso con él.

¡Ya sólo nos queda desearos una Feliz y sostenible Navidad y un eficiente año 2018!

Departamento de Eficiencia Energética de Grupo Empresarial Electromédico.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *