La norma ISO 26000 y la importancia de la marca RSC

ISO26000 y la RSC

Hoy en día, existe una presión desde los clientes, asociaciones y público en general para que las empresas operen de una manera socialmente responsable. ¿Pero en qué consiste esto?

Desde finales del siglo pasado, clientes y público han comenzado a preocuparse por el impacto que sus actividades puedan tener en el medio ambiente y la sociedad en la que operan, además de por el impacto que puedan generar las empresas y marcas de su entorno, convirtiendo a éstas en promotores de un cambio general y haciendo que la RSC dejase de ser simplemente una opción para ellas.

La gente cada vez está más dispuesta a pagar por marcas sostenibles y responsables. Según los últimos estudios de 21 Gramos, los atributos de marca intangibles, como honestidad, transparencia o coherencia, superan el 80% de influencia en la decisión final de compra o contratación. Buscan marcas que mejoren su calidad de vida y bienestar.

Y esto es una gran parte de la importancia de las políticas de RSC para las empresas y su papel como agente transformador del cambio. Los clientes cada día dan más importancia y buscan empresas responsables en sus procesos y comunicaciones, que funcionen como motor del cambio hacia el desarrollo sostenible; que mantengan un compromiso con su entorno y una respuesta social desde la empresa más allá de simplemente cumplir la ley o pagar sus impuestos.

Pero, en esta transición hacia una empresa comprometida y responsable socialmente hablando, se hacía necesario lograr una comprensión sobre lo que realmente significa Responsabilidad Social Corporativa y qué características debían tener las organizaciones para poder ser consideradas como tal.

Por ello, en este marco de responsabilidad social, la Organización Internacional de Normalización (ISO) diseño la norma ISO 26000 de Responsabilidad Social, que establece líneas de actuación para este tipo de políticas.

La ISO 26000, lejos de ser una norma de certificación, regulación o de uso contractual, pretende ser una guía de ayuda para todo tipo de organización para operar de una manera socialmente responsable, orientando sobre principios y prácticas de la responsabilidad social, integración de los comportamientos socialmente responsables, identificación de las partes o comunicación de compromisos e información relacionados con este tipo de políticas responsables.

Presenta siete ejes fundamentales en la Responsabilidad Social como son la participación activa en el desarrollo de la comunidad, la gestión de la empresa, los derechos humanos, las prácticas laborales, el medio ambiente, las prácticas justas de operación y los asuntos de los consumidores.

Así mismo, establece unos principios de Responsabilidad Social, aplicables de forma horizontal a toda organización, que son: rendición de cuentas, transparencia, comportamiento ético y respeto a los intereses de las partes, a la legalidad, a la normativa internacional de comportamiento y a los derechos humanos.

De esta manera, se establece una normalización alrededor de la sostenibilidad en empresas y organizaciones, que se pueden ayudar de esta guía ISO 26000 para comenzar a poner en práctica y abordar políticas en materia de responsabilidad social que, además, contribuyan a la meta de maximizar su negocio, minimizando sus impactos sociales y ambientales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *