Hábitos saludables como parte de la RSC

Hábitos saludables en la RSC

Cuando hablamos de la salud de una empresa, generalmente pensamos en su valor económico o su imagen de marca, pero ¿no deberíamos pensar en la salud de quiénes la componen: los empleados?

Una empresa saludable es aquella que promueve, a través de su cultura y actividades, la salud y el bienestar de sus trabajadores. Esta conciliación entre la vida saludable y laboral no pasa sólo por acciones como prohibir el tabaco o promover la comida sana. Es una inversión de tiempo, presupuesto e ideas que ayuden y permitan al trabajador tomar la decisión de tomar y mantener esos hábitos saludables. Desde el punto de vista empresarial, ¿esto sirve para algo? Sí.

Una cultura empresarial saludable contribuye a una mejora de la calidad de vida de las personas y, por lo tanto, fomenta un ambiente de trabajo más satisfactorio. ¿Las consecuencias de esto? Muchas: un aumento de la motivación de los empleados, un incremento del sentimiento de pertenencia y compromiso con la empresa y un menor nivel de absentismo. Esto, además, permite una disminución de los costes por ausencias o enfermedades y un aumento de la productividad, promoviendo también la resiliencia de los trabajadores y la retención de talento.

Además, una cultura de hábitos saludables potencia la RSC de las empresas y su imagen como empresa comprometida con la sociedad y las personas.

Los hábitos saludables no son sólo prácticas positivas para las personas, sino que, como hemos visto, son prácticas también muy necesarias para el futuro y el crecimiento de las empresas a través de la su filosofía y cultura.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *