La gratitud, clave para mejorar tu calidad de vida

Hace unas semanas, me enviaron un artículo sobre las implicaciones que tienen sobre nuestra salud, los agradecimientos. El título decía: “Por qué la gratitud mejorará tu salud y cómo incorporarla en tu vida”. Versaba, sobre todo, en el hecho de agradecernos todas las cosas buenas que nos suceden y las implicaciones directas que tienen sobre nuestra salud, tanto física como mental.

En la misma línea, durante el año 2017, el personal de oficinas de la empresa en la que trabajo, recibió una serie de conferencias sobre hábitos saludables. Entre ellas, hubo una a la que presto especial atención: Conferencia de Coaching de motivación y superación personal, en la que Enhamed Enhamed, Deportista de Élite y Orador motivacional, nos contaba las estrategias que tuvo que poner en práctica, para superar su estado anímico como consecuencia de su estado de ceguera por un desprendimiento de la retina. Una de las estrategias, me llamó especial atención: regalarnos todos los días un tiempo para agradecer lo que tenemos. ¡Es fabuloso! Enseguida lo puse en práctica y os aseguro que funciona.

Está demostrado que ser agradecidos puede mejorar nuestra salud tanto física como mental: mejora nuestro estado de ánimo, incrementa nuestros niveles de energía, ayuda a dormir mejor, aumenta la inmunidad frente a enfermedades y ayuda a reducir la ansiedad y la depresión. De hecho, según el estudio “Correlaciones neuronales de la Gratitud” (2015. Dpto. de Psicología de la Univ. Del Sur de California), el agradecimiento activa las regiones cerebrales asociadas con la recompensa social y los lazos interpersonales.

Satisfacción, vitalidad, felicidad, optimismo, empatía, … son el resultado de entrenar nuestro agradecimiento todos los días. ¿Entrenar? Sí. Según el Mindfulness Awareness Research Center de la UCLA, la gratitud cambia literalmente la estructura molecular de nuestro cerebro.

Algunas ideas para este entrenamiento “del gracias” pueden ser:

– Llevar un diario de gratitud en el que escribir por la mañana y por la noche una cosa por la que te sientas agradecido en ese momento: hace sol, llueve, has dormido bien, tus padres duermen en la habitación de al lado, …

– Elogia a los demás, a los que tienes cerca. Eso sí, desde la sinceridad.

– Escribe una carta de reconocimiento a una persona especial explicando las razones por las que le estás agradecido/a.

– Usa las redes sociales para compartir con los demás por qué estás agradecido hoy y permite que el resto comparta también sus pensamientos.

Agradecer a los demás, es algo muy sencillo y, a la vez, muy complejo pero que puede marcar una diferencia importante en nuestro día a día.

Piensa que la felicidad se cultiva internamente. Como dice Brené Brown: son los pequeños detalles ordinarios los que hacen que una vida, sea extraordinaria. Nicole C. Fuentes. La gratitud es la actitud de la Felicidad.

Y tú, ¿a qué o quién quieres darle hoy las gracias?

Estefanía Díaz García – Coordinadora formación GEE

1 comentario
  1. Abdoullah Lahmidi
    Abdoullah Lahmidi Dice:

    Vaya que interesante, yo suelo hacer algo similar a primera hora de la mañana, nada más despertar;

    Agradecer por unos padres que me quieren y se preocupan por mi, haber podido descansar en mi cama… A veces recuerdo las muchas acciones que alguna vez hizo alguno de mis amigos más cercanos….

    Esto en mi caso, hace que durante el día me sienta imparable!

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *