El software ilegal y sus consecuencias

Software ilegal y sus consecuencias

“No pasa nada por instalar este software que me he descargado con licencia pirata, todo el mundo lo hace en su casa”. Pero, esta vez, se hace en el ordenador de la empresa: ¿qué puede pasar?

El 60% de los trabajadores reconocen hacer instalado software en su ordenador de trabajo si consultar al departamento correspondiente y sin mantener unos protocolos de seguridad en cuanto a la fuente y su legalidad. Muchos se escudan en que es algo que han hecho en su propia casa y nada ha ocurrido. Pero debemos tener en cuenta que nuestro equipo profesional, a diferencia del personal, rara vez está aislado. Al contrario, trabajamos conectados al resto de equipos de la oficina y, sobre todo, al servidor central.

¿Qué significa esto? Que cualquier malware que podamos introducir en nuestro PC se extenderá a los demás.

De esta manera, se compromete tanto la seguridad como los datos de la empresa: troyanos, virus, software espía, … pueden bloquear toda la información, borrarla o, lo que es peor, robarla.

Datos personales, bancarios, de clientes u operaciones, entre otros, pueden acabar en manos de gente con no demasiado buenas intenciones.

Tampoco debemos olvidar de la violación de los derechos de propiedad intelectual del software que esto implica, que puede conllevar multas de hasta 280.000€ e, incluso, penas de cárcel. Y, como complemento a todo esto, la pérdida de las certificaciones de calidad ISO: el uso de software ilegal no se ajusta en ninguna de sus formas a las buenas prácticas requeridas por este certificado. Además, estaremos trabajando con un ordenador ralentizado en el 45% de los casos y la completa falta de asistencia técnica al ser un uso ilegal.

Las penas y multas pueden recaer tanto en el ciudadano como en la empresa, siendo esto sólo una entre las posibles consecuencias. Sabiendo todo esto, ¿merece la pena arriesgarse?

Roberto Nombela – Área de Marketing de GEE

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *