El mobiliario, un instrumento para la productividad.

Según un informe de CBRE, 8 de cada 10 trabajadores reconocen que el bienestar en el trabajo es fundamental dentro de su jornada laboral. El lugar en el que ésta se desarrolla tiene más importancia de la que, a veces, pensamos.

Según un informe de CBRE, 8 de cada 10 trabajadores reconocen que el bienestar en el trabajo es fundamental dentro de su jornada laboral. El lugar en el que ésta se desarrolla tiene más importancia de la que, a veces, pensamos.

Algo esencial para nuestro trabajo, especialmente el de oficina, es el mobiliario con el que contemos. Piezas correctamente seleccionadas para cada diferente espacio laboral, que pueden dar solución a diferentes necesidades, ayuda a mejorar el bienestar laboral y favorece el buen clima y el rendimiento de los trabajadores.

Un mobiliario no adecuado para el puesto de trabajo puede implicar molestias que reviertan en un tiempo mayor de respuesta y esfuerzo ante las tareas encomendadas. Además, unos muebles no adecuados pueden ocasionar molestias físicas que requieran de bajas médicas, aumentando el absentismo laboral.

Sin embargo, la correcta selección que mencionábamos un párrafo más atrás puede solucionar varios de estos conflictos: por ejemplo, los espacios con mesas ovaladas para varias personas ayudan en la atención y facilita compartir las ideas; una mesa alta permite reuniones esporádicas en torno a ella, generando un entorno flexible de trabajo o un espacio compuesto por sofás ayudan a hacer más confortables las reuniones largas.

Son breves ejemplos de cómo la configuración de las salas y puestos de trabajo puede ayudar a aumentar la efectividad y eficacia de las personas, además de facilitar un correcto clima laboral.

Área de Marketing de GEE

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *