De qué hablamos cuando hablamos de humanización de la sanidad.

Humanización

La humanización de la sanidad es un concepto del que últimamente se habla en todos los sistemas sanitarios. ¿En qué consiste realmente?

El concepto de humanización puede definirse como un dejar de lado la visión tradicional centrada en los profesionales y la ciencia para centrarse en los demás, en las personas. Es un mecanismo de aproximación del sistema sanitario al paciente, potenciando la empatía con el mismo: el paciente debe ser tratado como un ser humano y no sólo como una enfermedad, incorporándole a la toma de decisiones.

Humanizar los sistemas de salud para por la necesidad básica de una formación integral tanto para los profesionales como para los pacientes. La base de estos programas formativos y de los materiales desarrollados para la información no puede ser otra que las propias demandas de los usuarios de la sanidad.

Podemos hablar de barreras existentes para los procesos de humanización de la sanidad, como son la falta de tiempo de los profesionales para dedicar a cada uno de los pacientes, la falta de recursos o la falta de formación y sensibilización de expertos y usuarios.

Mejorar los aspectos humanísticos necesita de una colaboración multidisciplinar, implicando un cambio de cultura en desarrollo de la sanidad. Este cambio debe ser ejercido por todos los implicados en el sistema sanitario, desde las administraciones hasta el paciente último, y necesita de instrumentos innovadores que fomenten las actitudes y las habilidades, además de herramientas de evaluación e indicadores de desarrollo.

Nuestro propio Sistema Nacional de Salud ha puesto en marcha diversos Planes de Humanización para potenciar estas conductas, con el objetivo de lograr una humanización transversal; esto es, lograr una información y seguimiento de pacientes personalizada, una humanización en todos los servicios de salud de infancia, adolescencia, urgencias, oncología, intensivos, salud mental, … en resumen, en todos los servicios relativos a la vida y a su propio final.

El proceso de humanización sanitario es un camino que deben recorrer tanto profesionales como pacientes, poniendo cada uno de su parte para ver al otro como lo que son: personas. Porque, tal como dijo el colibrí de la parábola: “yo sé que no puedo sólo, pero estoy haciendo mi parte”.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Podemos comenzar hablando de la experiencia de paciente. Mediante el uso de esta realidad virtual se puede mostrar en qué consiste la prueba que se va a realizar, facilitando una mayor relajación al poseer más cantidad de información y permitiendo, así mismo, una mayor implicación del paciente en la toma de decisiones (lo que nos une con otro concepto muy interesante del mundo sanitario actual: la humanización de la sanidad). […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *