Accidentes ‘in itinere’, ¿cómo evitarlos?

Accidentes in itinere

Siete de cada diez accidentes laborales de tráfico se producen al ir o volver del trabajo, según datos del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT). De ahí la importancia de poner en marcha medidas y acciones encaminadas a la reducción de esta siniestralidad.  Por ello, te damos diez consejos útiles para realizar nuestro viaje de casa al trabajo y viceversa (in itinere) sin complicaciones.

¿Descansas lo suficiente? Aunque el viaje al trabajo sea corto, es importante que nuestra mente y todos nuestros sentidos estén en perfecto funcionamiento. Para evitar la fatiga es importante dormir como mínimo 8 horas.

También es muy importante conocer varios trayectos posibles, es decir, tener en cuenta caminos alternativos. De esta forma evitaremos poner ese ‘piloto automático’. Nos sabemos el camino a la perfección y conducimos sin apenas darnos cuenta por dónde vamos o lo que sucede a nuestro alrededor. Si vamos variando de ruta, conseguiremos que esto no suceda.

En tercer lugar, es importante evitar las horas de atasco y ser previsor. Y es que es preferible salir con tiempo de casa que ir con estrés y ahorrarse esas largas retenciones.

Atención a las circunstancias puntuales del tráfico. Volvemos a recurrir a ese ‘piloto automático’. Por mucho que hayas ido por ese camino, pueden suceder hechos puntuales que rompan lo cotidiano: retenciones repentinas, accidentes, obras, controles…Tenemos que estar alerta para reaccionar a tiempo.

El quinto consejo se centra en las distracciones. Se aconseja no utilizar el teléfono móvil, incluso con sistema manos libres, durante la conducción. Por mucho que quieras contestar a ese correo electrónico o consultar tu agenda, si estás conduciendo, pones en riesgo tu seguridad y la del resto de usuarios.

Igualmente, es muy importante evitar las prisas. Debemos administrar bien nuestro tiempo y evitar los excesos de velocidad. Respeta siempre los límites marcados y adapta tu velocidad  a las circunstancias climatológicas y situación de la vía.

Cumple siempre con las normas de tráfico. También es importante revisar el vehículo de manera periódica: líquidos, neumáticos, frenos… Esto debe realizarse con regularidad y no sólo en los desplazamientos largos.

Al volante, deja las preocupaciones a un lado. Lo más importante en este momento es conducir.

Por último, formación y reciclaje. Refresca conocimientos y conoce las últimas noticias relacionadas con la seguridad vial. De esta forma, estarás al tanto de los cambios normativos y novedades que tengan que ver con el tráfico.

Departamento de PRL de GEE

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *